Mis tres sagrados

A medida que fui creciendo y los libros iban cayendo uno detrás de otro, me di cuenta de que debía leer más allá de mis gustos y mi zona de confort.

De esa forma me puse a pensar que al igual que hay películas que hay que ver sí o sí, como El Padrino, Ciudadano Kane o Tiempos Modernos de Chaplin, también debía haber libros que debían ser leídos en alguna ocasión a lo largo de mi vida.

Me puse a pensar en libros cuya fama y reputación fueran más allá de lo normal y que considerara que podría leer sin problemas. Obviamente también debían ser libros que yo supiera que iban a interesarme en algún aspecto por minúsculo que fuera.

De esa forma me propuse comenzar y terminar las que yo consideraba que eran las tres obras “must” para mí. A saber:

El Señor de los Anillos

09d

El Quijote

quijote

La Biblia

9788531111662_arc073_01

Ya había visto las películas del ESDLA y me encantaban, sin embargo nunca pensé en leer los libros. Recordaba las críticas de los fans puristas de Tolkien sobre la no aparición de determinados personajes o la transformación de alguna de sus escenas, y me dio curiosidad por saber de qué se trataba concretamente. Me lo tomé como una versión extendida de la versión cinematográfica. Lo mejor es que ya sabía la cara y la voz de cada personaje. Acabé muy satisfecho con la lectura.

Después me leí El Quijote. Tarde la friolera de ocho meses en leerlo. Entenderéis que tardara tanto ya que únicamente leía por las noches, un capítulo cada vez. Entonces yo era teleoperador y nada más tenía hueco de lectura antes de ir a dormir. El Quijote me gustó, más de lo que esperaba y me hizo reír a carcajadas con el señor Sancho y llorar sin consuelo al leer el final de la obra, de la cual, por mucha fama que tuviera, no conocía el desenlace.

La única que me falta por leer es La Biblia. Me considero, no ateo, sino no creyente. Aún así, el interés que me produce este libro es mayúsculo. No por su carácter religioso ya que me lo tomaría como un sucesión de fábulas, sino por saber que ese texto ha condicionado la historia de la humanidad. Curiosidad es poco, y quien sabe, quizá me haga cambiar mi visión de algunas cosas.

Este es mi trío inicial. Cuando lo complete, vendrán más, sin duda.

¿Tenéis algún libro que no hayáis leído y que consideréis que debéis hacerlo antes de irnos al otro lado?

Relato: Noche de barbacoa

Cada mañana me asaltan las mismas dudas. ¿Y si le hubiera matado en aquel momento? ¿Habrían transcurrido las cosas del mismo modo? ¿Podría seguir disfrutando de mis padres y de mi hermana como hacía antes? ¿Seguiría viviendo en esta misma casa?

Todas estas dudas me invaden cada vez que me veo aquí sentada, a los pies de mi cama cada amanecer. Me suplico a mí misma, cada día, no seguir pensando en eso y ser capaz de seguir mi camino para poder avanzar, no sé exactamente hacia dónde.

Resignándome, me doy cuenta de que eso será totalmente imposible…

Sigue leyendo